Desde el punto de vista etimológico, la palabra toxicología deriva de dos palabras griegas: toxikon (veneno) y logos (tratado), que quieren decir “ciencia de los venenos”.  Sin duda, la toxicología puede ser considerada como una disciplina científica que ha tenido un desarrollo relativamente reciente, sin embargo la observación de los efectos dañinos de algunos productos naturales llevada a cabo por el ser humano, tiene sus raíces en los tiempos prehistóricos.

Con frecuencia, en el ámbito toxicológico se emplea la denominación de sustancia peligrosa. Con este concepto se pretende poner de manifiesto un aspecto muy importante en el fenómeno toxicológico: el riesgo ofrecido por una sustancia dada no solo depende de su naturaleza química, sino también viene determinado por la posibilidad que tiene un organismo vivo de quedar expuesto a ella, así como de la cuantía de la cantidad absorbida por tal organismo durante esa exposición.

En resumen se puede considerar a la toxicología como la parte de la ciencia que se ocupa del estudio de las sustancias toxicas desde diversos puntos de vista:

  • Origen y propiedades.
  • Actividad toxica y características de las intoxicaciones.
  • Relaciones entre estructura química y actividad toxica.
  • Aspectos cualitativos de la actividad toxica: exposición al toxico, fases toxicocinética y toxicodinámica; biotransformacion del toxico y sus consecuencias prácticas; interacciones entre toxico y receptor.
  • Aspectos cuantitativos de la actividad toxica: relación dosis- respuesta; relación dosis-tiempo-efectos; efectos agudos y efectos crónicos; niveles sin efectos; suma de efectos; sinergismos; selectividad de acción.
  • Terapéutica antitóxica
  • Protección general frente a toda clase de intoxicaciones.

La integración que el carácter multidisciplinario de la ciencia toxicológica ha de tener con otras disciplinas experimentales, pueden tener dos características diferentes:

a)    Integración vertical, que amplía las fronteras de esta disciplina de acuerdo con la naturaleza de las relaciones que existan entre la investigación toxicológica y las disciplinas básicas. Como resultado de todo ello aparecen diversas subdisciplinas: toxicología genética, toxicología molecular, inmunotoxicología, neurotoxicología, entre otras.

b)    Integración horizontal, que se orienta hacia las aplicaciones prácticas con repercusiones importantes para los estudios que afectan al medio ambiente y la salud humana. Todo ello da lugar a cuatro ramas con bastante interés practico: toxicología clínica, toxicología ocupacional, toxicología medio-ambiental y toxicología alimentaria.

CONFERENCIA DE PESTICIDAS PLASTICOS Y OTRAS HORMONAS POR EL DR. NICOLAS OLEA